jueves, 21 de octubre de 2010

en mi soledad

En mi soledad estuve cortando el
Aire con mis tijeras y mi fe se volvió
Puta y traicionera.

Todo lo que fui y lo que era se
Quemaba lentamente en una
Hoguera.

El amor dolido, él Ángel con
Las alas rotas. El amargo néctar
De la derrota.

El Ángel caído me hacia navegar
Entre los desiertos del olvido.

Amarga soledad que siempre
Me quiere atrapar.


Carlos R. Johnson
21-10-2010

1 comentario:

  1. La soledad muchas veces, no es buena consejera.
    Abrazos amigo

    ResponderEliminar